Acercamiento. El actual mandatario departiendo en evento junto a vinculados con el Movadef. (Foto: Facebook)
Acercamiento. El actual mandatario departiendo en evento junto a vinculados con el Movadef. (Foto: Facebook)

Para nadie es un secreto la tolerancia y casi complicidad que el presidente Castillo mantiene con miembros del Movadef, un organismo senderista. Esto se remonta a los albores de su actividad sindical en el magisterio público, pero con su llegada a Palacio, a la que siguió el inmediato reconocimiento de la Fenatep −el gremio fundado por él mismo− los lazos parecen haberse estrechado, pues no son pocos los allegados a este organismo de fachada de SL que, peligrosamente, han pasado a ocupar puestos estratégicos en el Estado.

Se trata de una relación que cobró vuelo a partir de 2017, cuando Pedro Castillo ganó visibilidad a través de las movilizaciones de maestros en contra de la reforma magisterial, en las que, por esos días, el hombre del sombrero era uno de los líderes más notorios del Conare-Sute.

Como el Movadef ya era consciente de su error al haber puesto a prontuariados senderistas a la cabeza de sus demandas de liberación de “presos políticos” por delitos de terrorismo y de una nueva Constitución para el país, decidió que necesitaba una figura pública menos “quemada” para que los represente.

, el encuentro decisivo se produjo en la Primera Asamblea Nacional de Frentes de Defensa, en octubre de 2018, un evento completamente infiltrado por grupos afines al terrorismo, donde Pedro Castillo se ganó el apoyo de buena parte de los extremistas y dirigentes allí convocados. El Movadef había encontrado al personaje que necesitaba y el actual presidente “las bases” que necesitaba para hacer despegar su carrera política. Ambos compartían, por lo demás, objetivos básicos como la lucha por una nueva Constitución y el rechazo a la meritocracia en el magisterio público.

Eran el uno para el otro. Se selló el pacto y el resto es historia. Que no extrañe a nadie entonces que, ya como presidente de la República, Castillo continúe devolviéndoles favores a miembros de este organismo de fachada senderista al nombrarlos para altos cargos en la administración pública. Con el daño que estos personajes le harán al Perú, en cuyo Estado de derecho, valores democráticos y libertades no creen. Sin duda alguna, esta alianza no tardará en hacerse evidente. Los peruanos estamos informados.

TAGS RELACIONADOS