notitle
notitle

Guillermo Giacosa,Opina.21ggiacosa@peru21.com

Lo curioso es que este fenómeno, que individualmente podría recibir los auxilios de un psicoanalista, se manifiesta como enfermedad colectiva cuando los gobernantes de una nación sienten que pueden imponerse a otras naciones fundándose en la idea de que los otros le envidian por su desarrollo o por cualquiera de las virtudes que los poderosos suelen atribuirse.

EE.UU. es un modelo perfecto para justificar esta creencia, sobre todo cuando se manifiesta sobre el peligro que Irán representa para su seguridad. Los gringos (no todos) creen que Irán recluta un 'ejército invisible' de conversos latinoamericanos para infiltrarse en EE.UU. por el sur. El difusor de esta terrible noticia atribuye la misma a "funcionarios y expertos de la seguridad nacional estadounidenses". Irán estaría operando a través de un grupo terrorista que por su origen y apariencia latinoamericana no despierte sospechas. Hace tiempo que EE.UU. advierte sobre los peligros de la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay como posible nido de terroristas. 'Funcionarios y expertos estadounidenses' anónimos también destacan esto en un informe del Washington Post titulado 'Con el cebo de clases de religión, Irán trata de reclutar latinoamericanos'. Allí ponen de ejemplo a un ex estudiante mexicano de derecho llamado Carlos, quien viajó en 2010 a Irán con una beca iraní para recibir instrucción intensiva en español sobre el Islam y la cultura iraní. No hay duda de que Carlos y sus posibles amigos representan un peligro para EE.UU., por lo tanto, ese país y sus mil bases militares en el extranjero deben estar alertas.