ESPIONAJE. Washington tenía en la mira tanto a los “enemigos” como a los aliados en la región. (AP)
ESPIONAJE. Washington tenía en la mira tanto a los “enemigos” como a los aliados en la región. (AP)

BRASILIA (Reuters).– El Perú estuvo incluido en las actividades de espionaje que realizó la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos a la mayoría de los países de América Latina a través de sus programas de Inteligencia, pero Colombia, Brasil y México fueron los objetivos prioritarios en la región, reportó el diario brasileño O Globo.

Según los documentos provistos por Edward Snowden, el excontratista de Inteligencia estadounidense ahora fugitivo en Rusia, los objetivos fueron más allá de asuntos militares y también apuntaron a "secretos comerciales".

En Venezuela, la NSA espió adquisiciones militares y a la industria del petróleo, mientras que, en México, los agentes norteamericanos recabaron información sobre narcotráfico, el sector energético y los asuntos políticos usando el programa Prism, que consistía en intervenir llamadas telefónicas y accesos a Internet y recopilar correos electrónicos, conversaciones de chat y documentos tomados directamente de servidores de compañías como Google, Facebook, Twitter y Skype.

Las actividades de vigilancia estadounidenses también se extendieron, según los documentos obtenidos por el diario brasileño, a Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador.

Aunque el supuesto espionaje de Estados Unidos sobre estos países era "constante", las prácticas de Inteligencia más intensas fueron dirigidas a Colombia, Venezuela, Brasil y México, sostuvo O Globo.

TENGA EN CUENTA

- El llamado Servicio Especial de Recolección de la NSA y la CIA operó desde las capitales de Colombia, Venezuela, Panamá, México y Brasil. Recopiló información de satélites de 65 países.