LA PRUEBA. El sector liderado por ministra Patricia Salas aceptó la figura de la indemnización por US$7 millones 191 mil.
LA PRUEBA. El sector liderado por ministra Patricia Salas aceptó la figura de la indemnización por US$7 millones 191 mil.

Ya han transcurrido 12 meses desde que un incendio destruyó más de 40 mil laptops escolares y hasta la fecha miles de alumnos no cuentan con estos equipos. Lo que es peor, todo hace indicar que este año los perjudicados tampoco tendrán sus computadoras.

El Ministerio de Educación (Minedu), pese a contar con el monto indemnizatorio para reemplazar lo perdido –desde noviembre del 2012– aún no ha procedido a realizar la adquisición debido a que insiste en que los equipos siniestrados sean repuestos por la empresa Trimega Corp.

Esta compañía es de David Carretero, quien fue uno de los financistas de la campaña electoral del presidente Ollanta Humala.

Al respecto, Sandro Marcone, director General de Tecnologías Educativas, dijo que "el ser financista no es delito". Remarcó que existe una negativa del seguro para reponer las máquinas a través de esa empresa y que evalúan hacer un concurso público para adquirir las máquinas. En este proceso podría participar Trimega.

EL SEGUROLa Positiva informó que no puede reponer las 40, 032 máquinas porque existe un diferencial. "El ajustador –designado por ambas partes– fijó el monto en US$7 millones 191 mil, pero Trimega ofrece las computadoras a US$7 millones 966 mil. Si cubrimos la diferencia con el total de la póliza incurrimos en un delito", indicó Gustavo Cerdeña, gerente de la aseguradora.

Dijo que luego que el Minedu les rechazara dos cheques en noviembre, en febrero depositaron el dinero en el Banco de la Nación. "Hay una obsesión para contratar con Trimega", remarcó.