notitle
notitle

@eferreyros

Estamos a un mes y dos días de las elecciones y aún no sabemos quiénes serán candidatos. Ni a la presidencia ni al Congreso. Un proceso con innumerables tachas, improcedentes o inadmisibles, pero muchas apelables, algunas subsanables. Los días pasan, las elecciones se acercan y la incertidumbre tiene a los peruanos totalmente confundidos.

Los procesos pendientes más mediáticos son los de Guzmán y Acuña, pero hay muchos procesos más, por todo el país y los Jurados encargados parecen estar desbordados y con las fechas al límite para cumplir con el cronograma electoral.

La ONPE tiene planeado mandar a imprimir la cédula de votación en dos días, el 10 de marzo, y parece que las imprimirá sin que se hayan terminado de definir los procesos pendientes. Es decir, la cédula que nos presenten el 10 de abril tendría candidatos y "no candidatos". ¿Qué le parece?

Las listas oficiales de postulantes al Congreso aún no han sido publicadas. Los candidatos, todos, se están adelantando en la campaña, pero no tienen la seguridad de un número. El Jurado, como ya lo ha hecho con el Partido Nacionalista, puede cambiar el orden de la lista y dejar colgado a un candidato con toda su publicidad impresa con un número que ya no le correspondería.

Para mayor confusión, ya convocadas las elecciones, el 17 de enero El Peruano publicó la modificación a la Ley de Partidos Políticos, generando opiniones sobre cómo debe aplicarse en estas elecciones. El Jurado pide aclaración al Congreso sobre la vigencia de esta Ley, este no le responde y opiniones van y vienen sobre su posible aplicación retroactiva. Más incertidumbre, ya que la Ley entra en vigencia al día siguiente de su publicación.

Desde la época de "papelito manda" Portillo, no ha habido tal desmadre en un proceso electoral. A un mes de las elecciones, poco está claro. Lo que sí está claro es que hay un cronograma que cumplir y eso no puede estar en riesgo.