Tareas de alto nivel

“La reforma política deberá tener un enfoque pensado en la mejor representatividad en el Parlamento y alejado de beneficiar las componendas políticas”.

Fernando Tuesta

Fernando Tuesta preside la Comisión de Reforma Política. (Perú21)

Fernando Tuesta preside la Comisión de Reforma Política. (Perú21)

Perú21

Editorial Perú21
Editorial Perú21

La Comisión de Alto Nivel de Reforma Política se instaló y está presidida por el politólogo Fernando Tuesta, quien contará con los especialistas Martín Tanaka, Milagros Campos, Paula Muñoz y Jessica Bensa como su principal apoyo. El objetivo de este grupo es formular al Gobierno las mejores medidas para ejecutar la reforma política que, luego del destape de los casos de corrupción como Odebrecht y Los Cuellos Blancos del Puerto, se ha convertido en una necesidad prioritaria para fortalecer nuestro Estado y sus instituciones.

Pero la reforma política es un tema muy amplio y abarca muchos campos. De eso es consciente Tuesta, quien, en entrevista con Perú21, dijo que solo se trabajarán propuestas que realmente puedan concretarse. Por ejemplo, dijo que el retorno a la bicameralidad será uno de los puntos a tratar y que se espera que esté en el informe que le presentarán al presidente Martín Vizcarra al finalizar los dos meses de plazo que tienen. Si es así, esa propuesta tiene que diferenciarse del proyecto que “desnaturalizó” el Congreso, luego del planteamiento del Ejecutivo. Este deberá tener un enfoque pensado en garantizar la mejor representatividad en el Parlamento y muy alejado al de beneficiar las componendas políticas.

Esto último, recordemos, era lo que buscaba este Legislativo de mayoría fujimorista que pretendía –aprovechando la implementación del Senado– limitar la cuestión de confianza, la herramienta que tiene el Ejecutivo para evitar que el Congreso lo arrincone. Por eso, cuando la aprobación de esa reforma fue puesta a consulta popular en el referéndum de inicios de diciembre, Vizcarra pidió que se votara por el No. Pero bajo el planteamiento de esta junta de notables, la bicameralidad puede tener el objetivo que se busca.

Otra cuestión que debe pasar por una reforma es la inmunidad de la que gozan los legisladores. El país ya ha visto cómo parlamentarios con sentencias como Benicio Ríos (APP), y ahora Edwin Donayre (APP), se han visto favorecidos con ese escudo legal que no debería servirles en estas circunstancias. La inmunidad no debería blindar a un congresista cuando comete delitos comunes y menos cuando haya incurrido en estos antes del ejercicio de su función. En otras palabras, esta protección legal debe ser regulada y no seguir siendo usada de manera perversa por algunos impresentables ‘padres de la patria’.

Tags Relacionados:

Editorial

Ir a portada