(Foto: Diana Marcelo/ @photo.gec)
(Foto: Diana Marcelo/ @photo.gec)

La orden de prisión contra Los Dinámicos del Centro, y en especial contra el secretario nacional de organización de Perú Libre, Arturo Cárdenas (alias ‘Pinturita’), la punta de la madeja que conlleve hasta la cabeza de la organización parece comenzar a desenredarse. Y todo indicaría que al otro extremo de ese hilo estaría nada menos que Vladimir Cerrón, quien de momento aparece solo en calidad de investigado.

Si los detenidos deciden hablar y la documentación compilada termina de hacer sentido, la Fiscalía podría dar el siguiente paso en su investigación y solicitar también la prisión para el líder del partido oficialista, ya que su organización se habría valido de dinero captado ilegalmente para financiar no solo la última campaña electoral, sino incluso la reparación civil que el propio Cerrón debía honrar para cumplir con las reglas de la sentencia que purga por corrupción y poder así gozar de libertad.

La trama es compleja, pero no en exceso. La de Perú Libre, como se sabe, no es la única ni la primera tienda política en recurrir a fondos mal habidos para solventar sus gastos, y la Fiscalía ya está más o menos entrenada para hacer el seguimiento de cuentas fantasmas, entregas de dinero no registradas y demás artimañas. La fiscal Vanessa Díaz tiene claro que esta red criminal se movía compartimentando responsabilidades, funciones y grupos operativos hasta en cuatro niveles.

MIRA: [Editorial]: Los retos de Vásquez

En el tope de estos niveles piramidales se encontraría nada menos que el dueño del circo, Vladimir Cerrón. El de Arturo Cárdenas y de los otros cuatro implicados, para quienes el Juez Jorge Chávez Tamariz ha dictaminado prisión preventiva, correspondería al segundo nivel de este organigrama criminal.

El cerco, pues, se está estrechando y si a la acción de la justicia no se le interpone alguna mano negra, como muchos temen con el nombramiento del nuevo ministro del Interior, Luis Roberto Barranzuela, quien, además de ser miembro del pool de abogados de Perú Libre –llevaba la defensa de Guido Bellido y Vladimir Cerrón en distintos procesos que la Fiscalía les sigue, uno de ellos por lavado de activos– es asesor y aliado de Guillermo Bermejo en temas cocaleros.

Otra vez, entonces, el gato en el despensero. Un conflicto de intereses no desaparece con la simple formalidad de una renuncia. La oposición debe exigir la renuncia de Barranzuela y la opinión pública deberá mantenerse muy, pero muy atenta.

VIDEO RECOMENDADO

Luis Barranzuela
Luis Barranzuela, el nuevo ministro del Interior que se opone a la erradicación de la hoja de coca.