Guardó silencio en Washington. (David Vexelman)
Guardó silencio en Washington. (David Vexelman)

La ministra de Justicia, Eda Rivas, no defendió al gobierno del presidente Ollanta Humala cuando, en plena audiencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el pasado 11 de marzo, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos lo acusó de haber matado a 24 civiles y de privatizar a la Policía.

Ayer, en la Comisión de Justicia, el legislador Rolando Reátegui (Fuerza Popular) le preguntó a la ministra por qué no refutó esa imputación. Con evidente incomodidad, Rivas respondió que "no tenía tiempo" en esa audiencia, pero que después presentó un escrito.

En el video difundido por la propia Coordinadora se observa a la ministra interviniendo en la audiencia dos veces después de las acusaciones de los representantes de las ONG, y solo se refirió a generalidades.