Celebra el ‘tri’. Ecuador supo defender su condición de local. (AFP)
Celebra el ‘tri’. Ecuador supo defender su condición de local. (AFP)

QUITO.- Ayuda divina requiere esfuerzo terrenal. Consejo del cielo necesita práctica en la tierra. Quizás fue el mismísimo Christian 'Chucho' Benítez quien orientó a Jefferson Montero para que apareciera como '9' y le diera el 1-0 a Ecuador ante Uruguay y, por ende, la clasificación virtual al Mundial de Brasil 2014.

A poco más de dos meses de la muerte de su goleador, y luego de cuatro partidos (dos empates y dos derrotas) sin alegrías, Ecuador enderezó el rumbo y superó a la 'Celeste', que venía de ganar en sus últimas dos salidas. En el estadio Atahualpa, los 'norteños' basaron casi todo su ataque por la derecha. Allí, Antonio Valencia fue un verdadero tractor que humilló la marca de Jorge Fucile y los intentos de cierre de Arévalo Rios. Por ello, Ecuador dominó y perdió sendas chances con Enner Valencia (4') y Walter Ayoví (28'). Pero, a los 30', Valencia hizo lo que en el Manchester United: ganó la espalda de Fucile, se llevó a Godín y centró al segundo poste. Allí , donde hubiera estado el 'Chucho', irrumpió Jefferson Montero para ganarle a Maxi Pereira y desatar la euforia.

Uruguay, que jugó con tres centrales, despertó a través de Luis Suárez, quien inquietó a los 45' con un tiro libre. Ya en la segunda parte, el 'Cebolla' Rodríguez exigió con un zapatazo al golero ecuatoriano a los 68'. Pero a partir de allí los locales cuidaron la ventaja y, a pesar de un gol mal anulado a Joao Rojas (75'), no flaquearon.

Al final, baile, festejo y gritos en la tierra y en el cielo por un boleto casi inevitable.