notitle
notitle

felipearizmendi@gmail.com

El consenso de los economistas indica un esperanzador 5% de crecimiento en el PBI en 2015. Estos son algunos de los supuestos que tienen que cumplirse para llegar a esta meta: ojalá que el cobre no caiga por debajo de US$2.5 por libra. Ojalá que la inversión privada se recupere. Ojalá que no haya una crisis del euro. Ojalá que China crezca al menos 7% el próximo año. Ojalá que el Estado cumpla con sus metas en gasto de inversión. Ojalá que el sector construcción recupere su dinamismo anterior. Ojalá que los megaproyectos no se detengan. Ojalá que la pesca de anchoveta se recupere. Ojalá que no haya otro El Niño. Son demasiados 'ojalás'. Por ello, el Gobierno está obligado a hacer un esfuerzo de humildad y convocar a todos aquellos genuinamente interesados en lograr la meta para tener la capacidad de maniobra suficiente en un entorno bastante incierto.