notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Consideramos que estamos lejos de tener una herramienta útil, pues cuando se conoce el origen de una enfermedad, se aprende a evitarla. El hecho de que el cerebro disminuya de tamaño pasa siempre en el envejecimiento. Pero no todos los ancianos tienen Alzheimer. Los primeros síntomas son pérdida de la memoria de corto plazo, dificultad para desempeñar tareas cotidianas, problemas con el habla (no hallar palabras habituales). Conforme avanza el mal aparecen episodios de desorientación de tiempo y lugar, dificultad para realizar tareas mentales, colocación de objetos en lugares equivocados y cambios repentinos de humor. Los expertos recomiendan ejercitar frecuentemente la mente con geniogramas, pupiletras, jugar cartas y, sobre todo, con una buena conversación.