Foto: César Fajardo.
Foto: César Fajardo.

Autor: Ricardo Monzón Kcomt.rmonzon@peru21.com

La aparición del prófugo Martín Belaunde Lossio en un medio de comunicación ha encendido nuevamente el debate de por qué no se procede a su captura. Este tema, el ilegal resguardo a la vivienda de Óscar López Meneses y la falta de resultados en la detención de Rodolfo Orellana son analizados por el congresista Víctor Andrés García Belaunde.

Un medio de comunicación ha podido comunicarse con Martín Belaunde Lossio y la Policía no lo captura…Un medio llega adonde no llega la Policía, me parece fatal. En el Perú estamos llegando a una etapa de descomposición de las instituciones estatales y tiene que haber una revolución moral. La corrupción está avanzando a pasos agigantados y se debe a la impunidad de las autoridades judiciales, del Poder Judicial, el Ministerio Público, la Policía Nacional, entre otros.

¿Belaunde Lossio es protegido de la pareja presidencial?Es difícil saberlo. Creo que la pareja presidencial es suficientemente inteligente para no cometer un error que sería gravísimo. Que la pareja presidencial esté haciendo presiones de esa naturaleza para no capturar a uno de los prófugos más importantes del momento sería gravísimo.

¿Y, entonces, por qué no lo capturan?Porque la Policía actúa con lentitud y, a veces, con ineficiencia. El tema no es Belaunde Lossio solamente. Hay más de 50 personas con órdenes de captura vinculadas a Orellana y no aparecen.

Pero el caso de Belaunde Lossio toma mayor importancia por sus cercanía a Gana Perú.Claro, pero, si no pueden agarrar a los pequeños, la pregunta es esta: ¿cómo agarran a los grandes? Estamos hablando de una Policía que no captura. Para mí es difícil pensar que el gobierno protege a uno en particular. Creo que si el gobierno lo protege, su prestigio estaría por los suelos. No creo que sean tan torpes.

¿Políticos lo protegen?Aparentemente tiene amigos en el Congreso. Habría que preguntarle al oficial mayor a quién visitaba Belaunde, si es que venía, porque yo nunca lo he visto en el Congreso. En todo caso, sus amigos congresistas deben hablar y decir a qué venía. Aquí estamos hablando de otro tipo de lobbismo, un lobbismo desde fuera del Congreso, en donde se aprovechó de los contactos establecidos cuando las personas que hoy día nos gobiernan no eran gobierno.

¿Se le debe quitar la prisión preventiva para que declare en el Congreso?Si crees que eres inocente y te sientes inocente, me parece que es una torpeza actuar como culpable y esconderte, fugarte o entrar a la clandestinidad. Eso no te va a ayudar nunca. Si la autoridad judicial ha previsto una prisión preventiva, aunque sea injusta o exagerada, hay que cumplirla.

¿En el caso de Rodolfo Orellana, se ha bajado los brazos?En el caso de Orellana hay varias circunstancias por las cuales se dificulta su captura. En primer lugar, sus vinculaciones con el Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía Nacional, y también el manejo de gran cantidad de dinero. A los policías que lo buscan los ciega el dinero y al final no lo ven.

Según la encuesta de Pulso Perú, el 45% cree que no hay intención del gobierno para capturarlo.Lo que pasa es que el gobierno ha perdido la confianza de la ciudadanía. El gobierno, en su manera de actuar y de tomar decisiones, ha demostrado al país que no actúa bien y, por lo tanto, el país duda totalmente de su credibilidad, de su eficiencia y de su responsabilidad para gobernar.

¿Usted sí cree que el gobierno quiere detenerlo?Tengo mis dudas.

¿Acabará el gobierno y no se capturará a Belaunde Lossio y a Orellana?Yo dudo que pase, pero, en fin, si me equivoco, seré el primero en rectificarme.

¿Cuál es su teoría en el caso López Meneses?Que es un caso pequeño al lado del tema de Orellana. No entiendo cómo, hasta ahora, no se le da una solución al tema. Se debió resolver máximo a los noventa días y ya tenemos casi un año. Es muy sencillo de resolver: quién dio la orden, nada más.

¿Quién cree que dio la orden?Creo que la han dado las personas que han estado involucradas directamente allí y que parecería que ahora ya no están en la Policía.

Es decir, ¿para usted fue un caso de corrupción policial?Ha sido un caso de corrupción policial y probablemente también estén metidos en ese título el jefe de la Marina y el jefe del Ejército, pero entre ellos está el tema. No creo, por lo que he visto hasta hoy, que haya una relación directa con Palacio de Gobierno, salvo la sospecha de que Adrián Villafuerte almorzó un día con López Meneses.

¿Humala debió ir a la comisión López Meneses?Sí, creo que el presidente, más que asistir, debió recibir a la comisión para conversar con ellos. Le hubiese hecho bien.

¿Si usted se hubiese mantenido como presidente de la comisión, cree que Humala habría asistido?Creo que sí. Lo que faltaron fueron las formas para invitarlo. Creo que la forma fue un poco violenta, arrebatada, y quizá eso hizo que el presidente reaccione de esa manera.

AUTOFICHA

- "Sería interesante que se pida una recompensa para capturar a Belaunde Lossio y Orellana, aunque las víctimas de Orellana ya plantearon una recompensa, pero no surte efecto. Recordemos que se ofreció lo mismo por Vladimiro Montesinos y el Gobierno nunca pagó nada".

- "La corrupción en el caso Orellana se puede evitar si tuviésemos una Policía efectiva y eficiente. Se tiene que formar una élite de policías capacitados e insobornables, que se dediquen a hacer operaciones de este tipo, tan complicadas y delicadas".

- "Más adelante sabremos si la remoción del fiscal Marco Guzmán fue para beneficiar al ex presidente Toledo. Creo que este fiscal era eficiente. Tenemos que cortar la facultad de los presidentes de las cortes y del fiscal de la Nación para cambiar fiscales cuando se les da la gana".