Primera vez que usan ‘drones’. (AFP)
Primera vez que usan ‘drones’. (AFP)

ENNISKILLEN (EFE).- Miles de policías, 'drones' (aviones no tripulados) y lanchas rápidas integran el dispositivo de seguridad desplegado por la Policía de Irlanda del Norte para proteger la cumbre del G8, que arrancó en un aislado hotel de la provincia británica.

Ante la amenaza que podrían plantear manifestantes violentos o los grupos disidentes del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), más de 8,000 policías participan en uno de los mayores operativos de seguridad de la historia del Reino Unido.

Londres, como presidente este año del G8, ha escogido el aislado y lujoso complejo hotelero de Lough Erne, próximo a la localidad de Enniskillen, para albergar durante dos días la reunión anual de los líderes de Estados Unidos, Japón, Francia, Italia, Canadá, Alemania, Reino Unido y Rusia.

Ayer, mil activistas protestaron contra la evasión y el fraude fiscal y reclamaron al G8 una mayor atención a la lucha contra la pobreza.