Dos epidemias. (Foto: GEC)
Dos epidemias. (Foto: GEC)

La llegada del temido coronavirus al Perú ha generado un gran miedo en la población. Sin embargo, lo curioso de esto es que desde inicios del año existe otra epidemia activa que está generando estragos en el interior del país y, por desconocimiento de la situación, no ha generado la misma preocupación: el dengue.

Hasta ayer, había 5,837 casos confirmados de dengue, lo cual es muy alarmante si se considera que en todo 2019 se dieron 13,433 casos confirmados. A este ritmo, si las autoridades no le ponen coto a la epidemia, 2020 podría cerrar con más de 25 mil casos confirmados. Esta crítica situación se debe a dos factores intrínsecamente vinculados.

En principio, la alta rotación de ministros está generando estragos en el sector público. Considerando los últimos 30 años, la administración de Vizcarra se caracteriza por tener el tiempo de permanencia de ministros más baja, con siete meses en promedio (PPK: 9, OH: 16, AG: 15, AT: 13, AF: 14). En los últimos cuatro años tuvimos seis ministros de Salud, lo que dificultó llevar a cabo políticas públicas de importancia.

Debido a ello, no se pudo fomentar la inversión en el sector salud. De esta manera, en los últimos dos años se dejaron de ejecutar S/2,725 millones, lo que hubiera permitido ampliar la cobertura del sistema sanitario. Así, se dejó de dar inicio a las obras de 813 proyectos y se abandonaron otros 199.

Sería interesante que el presidente, en lugar de dar mensajes a la nación que solo infunden miedo a la población y no aportan soluciones, empiece a anunciar acciones concretas sobre la ejecución del gasto e inversión, que asegure una mejora en el corto plazo en el sistema de salud.

TAGS RELACIONADOS