El abdomen no solo se reduce con ejercicios abdominales y fajas. La quema de grasa requiere ajustes hormonales que ocurren simultáneamente cuando se realiza ejercicios combinados. (USI)
El abdomen no solo se reduce con ejercicios abdominales y fajas. La quema de grasa requiere ajustes hormonales que ocurren simultáneamente cuando se realiza ejercicios combinados. (USI)

Las sesiones de actividad física o de tu deporte favorito producen gran cantidad de ácido láctico en los músculos, así como pequeñas contracturas musculares que ocasionan dolor y limitación funcional en el movimiento. El papel que juega la alimentación en la prevención de lesiones y la recuperación muscular es fundamental. Cinco pequeñas comidas al día es lo recomendable, así como consumir proteínas con adecuada cantidad de aminoácidos, carbohidratos complejos que nos den buen aporte de energía, vitaminas y antioxidantes provenientes de frutas y vegetales que ayudarán a combatir los radicales libres, los cuales deben ser reducidos para no lesionar las articulaciones, ligamentos, tendones y sobre todo generar fatiga física y descargue mental. La hidratación debe ser adecuada. Con 2 a 3 litros de agua al día estamos protegidos, pero si, además, realizamos sesiones dobles de actividad física y generamos sudoración profusa, las bebidas de rehidratación oral nos ayudarán también a recuperar los electrolitos perdidos, tales como el sodio, magnesio, potasio, calcio, zinc, entre otros.

El uso de crioterapia (frío) dentro de las primeras 24 a 48 horas nos ayuda bastante a desinflamar y reducir el dolor en articulaciones o en los músculos. Bolsas con agua y hielo durante 3 a 5 minutos cada 4 a 6 horas generarán mucho alivio. Asimismo, tinas de agua fría con hielo también son excelentes terapias recomendadas por muchos atletas de alto rendimiento que son exigidos al máximo. El uso de calor local usando compresas calientes o tina o duchas de agua tibia-caliente ayudarán a relajar todos los músculos que sean expuestos y así ayudar a disminuir el dolor y contracturas musculares.

Es importante mencionar, además, que los estiramientos de las distintas cadenas musculares antes y después de realizar ejercicio son necesarios para evitar desgarros o elongaciones musculares. Tratando de seguir estas recomendaciones en lo posible, reduciremos las posibilidades de lesionarnos. Espero sus comentarios al doctor@drjeanpaulosores.com

TAGS RELACIONADOS