Hinchas peruanos apostados en el Centro de Lima para vivir crucial partido. (Foto: Renzo Salazar)
Hinchas peruanos apostados en el Centro de Lima para vivir crucial partido. (Foto: Renzo Salazar)

Es conocido el poder que tienen los grupos humanos cuando se juntan y replican un sentimiento mentalmente. Hemos sido testigos de un proceso largo en el que un grupo humano formado por dirigentes, comando técnico, la familia, deportistas y comunicadores han logrado elevar una fuerza capaz de lograr cambios y resultados con un mismo fin. Así pudimos los peruanos, después de más de 30 años, lograr una clasificación a un mundial de fútbol compitiendo frente a rivales difíciles y muy duros. Este sentimiento colectivo logra mover montañas y, además, reinventar el ánimo de muchas personas que sentían que las cosas en la vida no se pueden lograr. Sí se puede, con esfuerzo, trabajo y voluntad, y con un país unido con un sentimiento en común. El pensamiento colectivo funciona no solo en el deporte, sino, además, en la religión, la política, la ciencia, etc. Debo resaltar que, para mantener el ánimo a tope de los 33 millones de peruanos, debemos seguir con esta actitud positiva y aplicarla al día a día, en nuestro trabajo, con la familia, con nuestro entorno social, con nuestras amistades, para generar una onda lo suficientemente potente que logre disipar nuestro estrés del día a día por más tiempo. Qué dato para más importante para lograr tener días de mayor motivación y ánimo. También existen en el pensamiento colectivo aquellos que no son positivos en el mundo y que logran causar efectos dañinos y sin mayor impacto para el bienestar, pero exactamente se pueden contrarrestar con un grupo mayor de mentes en conjunto que logren atenuarlo. En los deportes colectivos es importante transmitir al grupo energía, vitalidad y motivación para poder tener un ambiente de buen ánimo y empatía para lograr los resultados esperados. En muchos casos, el estrés y la presión pueden romper la cadena de equilibrio en el grupo. Es por eso que el entorno del equipo multidisciplinario debe estar atento. Recibo sus comentarios al doctor@drjeanpaulosores.com. ¡Arriba, Perú!