Armas químicas en Siria. (AP)
Armas químicas en Siria. (AP)

ÁMSTERDAM (Reuters).– Siria entregó la información sobre su programa de armas químicas a una agencia respaldada por la ONU, cumpliendo con el primer plazo de una ambiciosa operación de desarme que busca evitar la amenaza de ataques aéreos de Occidente.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) dijo que recibió de Damasco su inventario completo de armas químicas, 24 horas después de que le dieran un documento parcial.

El regulador señaló que estaba revisando la información entregada luego de que el presidente Bashar al Assad aceptara destruir las armas químicas en su poder en el lapso de un año y con una inversión de mil millones de dólares.

Expertos en seguridad afirman que Siria tiene cerca de 1,000 toneladas de gas mostaza, VX y sarín, el agente nervioso que inspectores de la ONU hallaron en la periferia de Damasco, donde murieron envenenadas 140 personas el 21 de agosto tras un ataque.