Ojalá alcance. Bogado celebra su anotación en el Cusco. Real Garcilaso fue superior, pero perdonó muchas ocasiones de gol. (AP)
Ojalá alcance. Bogado celebra su anotación en el Cusco. Real Garcilaso fue superior, pero perdonó muchas ocasiones de gol. (AP)

CUSCO.- Felizmente no existen las bolas de cristal, las cartas premonitorias o las profecías futbolísticas. Felizmente no existe cómo ver lo que va a pasar. Porque quizás el corto 1-0 de Real Garcilaso a Nacional no alcance para clasificar o tal vez sí. Y es esa duda la que obliga a jugar bien en Uruguay.Como se jugó bien anoche pero solo por momentos. Cuando los volantes abiertos Jhoel Herrera e Iván Santillán superaron a los marcadores Núñez y Díaz. Cuando Fabio Ramos regó clase y Rolando Bogado empujó desde atrás.

Pero Garcilaso también erró el camino. Como cuando abusó del centro o cuando Montes quería ser ese goleador que nunca fue. Nacional, por su parte, se concentró en la marca del central Cortés y del volante Damonte.

A los 9' Montes metió un frentazo que Núñez sacó en la línea. Un minuto después Bogado se la 'comió' solo y luego fue el 'Pitu' Ramos quien en un zapatazo inquietó a Jorge Bava a los 15'. Hasta que de tanto centro y tanto córner llegó la ventaja. Esa que no sabemos si será suficiente. A los 35' el paraguayo Bogado colocó bien la frente y la pelota terminó en las redes. Era el desnivel y la señal que en el segundo tiempo se vendrían más gritos. Error.

Porque en el complemento Ferreira siguió en los intentos ante la marca de los centrales 'charrúas' y en la visita ingresó Vicente Sánchez. El delantero fue un dolor de cabeza para los tres defensas locales y estuvo cerca de empatar con un zurdazo a los 64'. No hubo más.

Como no podemos ver el futuro, habrá que esperar. La ventaja es mínima pero la ambición enorme.