notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Lamentablemente, el primer intento, aparentemente serio, de apertura por parte de este Gobierno lo están armando los mismos actores que desde hace ya un buen tiempo lucen completamente desgastados. Por lo que no queda claro qué plan podrían estar planteando, menos aún con qué capacidad contarían para implementarlo. Así que a pesar que el diálogo ni siquiera se ha iniciado, ya parece condenado al fracaso.

Por otro lado, el presidente tampoco está ayudando. El comentario a los otros líderes políticos para que llamen por teléfono a su secretario, fue totalmente inadecuado. Incluso no sabemos si fue otra metida de pata o es que decidió dar marcha atrás en el ejercicio de dialogar y por eso estaba cerrando la puerta a las conversaciones que el propio Gobierno estaba convocando. Pero, en cualquier caso, lo que sí ha asegurado es que solo figuras de segundo orden se presenten al llamado, desperdiciando así la mejor oportunidad que tendría para lograr un acuerdo amplio.

En realidad uno tiene la impresión de que Humala no es consciente de la magnitud del daño en las expectativas de los ciudadanos, que en los últimos meses ha causado. El entusiasmo ya desapareció y ahora se está empezando a sentir un pesimismo bastante generalizado, que si se consolida sería nefasto y nos condenaría a la mediocridad económica en lo que resta de su mandato.

Por ello, todavía confiamos que el mandatario realizará un gesto dramático y convocará a una figura de estatura nacional que tenga credibilidad para lograr que los peruanos puedan recobrar la esperanza que se les está esfumando.