INTERINO. Experimentado abogado juró como presidente. (EFE)
INTERINO. Experimentado abogado juró como presidente. (EFE)

EL CAIRO (AFP).– Los principales dirigentes de los Hermanos Musulmanes han sido detenidos tras el golpe de Estado militar que derrocó, el último miércoles, al presidente islamista Mohamed Mursi, sustituido por un juez poco conocido que ayer juró al cargo.

Adli Mansur, presidente del Tribunal Constitucional, fue designado por los militares para reemplazar a Mursi y prometió "proteger el sistema republicano" y ser el "garante de los intereses del pueblo".

El derrocamiento de Mursi, primer presidente elegido democráticamente en la historia de Egipto, pone fin a un año de poder islamista –marcado por repetidas crisis e importantes protestas populares– y abre el camino hacia una delicada transición en este país africano, profundamente dividido entre partidarios y opositores al mandatario derrocado.

Una fuente militar indicó que Mursi está detenido preventivamente y que sería procesado. Posteriormente, el guía supremo de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, fue detenido por la Policía militar "por incitar a la matanza de manifestantes".

TENGA EN CUENTA

- La coalición islamista liderada por los Hermanos Musulmanes llamó a los egipcios en todo el país para protestar hoy tras las oraciones semanales.

- Al menos 18 muertos dejaron los últimos enfrentamientos entre los opositores y los leales a Mursi.