Daño material por protesta. (Abigaíl Díaz/USI)
Daño material por protesta. (Abigaíl Díaz/USI)

Con los vidrios de las ventanas rotos y televisores, camas y puertas completamente destrozados quedó ayer el centro de rehabilitación denominado 'Casa de la Juventud', en Chimbote, tras el motín protagonizado por cuatro internos que intentaron escapar y denunciaron maltratos físicos y psicológicos.

Los internos fueron identificados como Efraín Salas Rojas (28), Óscar Inciso Palomo (24), Alexander Melgar Crispín (19) e Iván Flores Romero (21), quienes se enfrentaron a sus custodios, pero finalmente fueron detenidos por sus propios compañeros.

Según los amotinados, el director del centro, Pablo Salazar Dávila, no permite la visita de sus familiares.