Reitera su inocencia. (Rafael Cornejo)
Reitera su inocencia. (Rafael Cornejo)

El expresidente Alan García Pérez acusó a sus adversarios de querer "liquidarlo políticamente" con acusaciones de corrupción que, aseguró, no ha cometido.

Aseveró que dichas denuncias vienen desde su primer gobierno y se mantienen hasta el momento.

"Por ello buscan ahora, como siempre, comprometerme en cualquier acto de inmoralidad cometido en otro nivel (…) Los adversarios de siempre y el Gobierno debían destruir (mis obras)", comentó en una columna escrita en un diario local.

Líneas más abajo defendió la acción de amparo que ha presentado contra la investigación que se le sigue en el Congreso. "Debo hacer respetar mis derechos ante acciones por encargo y de claro sicariato político", aseguró.

Al respecto, el legislador nacionalista Freddy Otárola señaló que García no puede impedir que el Parlamento cumpla con su función constitucional de fiscalizar.