notitle
notitle

Nano Guerra García,Opina.21nano@somosempresa.com.pe

Sin estrategia no hay triunfo; así es en la política, en los negocios y en la guerra, pero el Gobierno no lo reconoce en la política de seguridad. Por ello, la sociedad está perdiendo la confrontación con la delincuencia organizada.

Un día como hoy, hace 15 años, el empresario minero Luis Hochschild fue asesinado cuando llegaba a su compañía.

Hasta ahora no podemos calcular cuánto perdimos ese día, pero sí podemos decir que su grupo empresarial brinda trabajo a miles de personas.

También genera impuestos (y obras sociales para el gobierno) por varios millones de dólares, paga canon para el desarrollo de regiones, genera divisas por sus actividades en el extranjero y capacita a los jóvenes en el instituto que fundó y nos dejó como legado: Tecsup.

Nuestra sociedad necesita creadores pero, desde entonces, estos son secuestrados, asesinados, asaltados en un Estado que no consigue brindar seguridad para aquellos que generan riqueza.

La semana pasada, el Ministro del Interior formó a miles de policías y nos dijo que saldrían a patrullar las calles (como si esto fuese el remedio), pero al día siguiente nos enteramos de que muchos de ellos se encontraban de nuevo detrás de escritorios.

Por la memoria de Luis Hochschild y de los mártires emprendedores, cumplan su trabajo de gobierno; brinden seguridad para crear progreso en vez de jugar a ser inversionistas petroleros. Trabajen para lo que fueron elegidos.