“Deben renunciar”
“Deben renunciar”

El presidente del Congreso, Víctor Isla, declaró ayer que los magistrados elegidos para el Tribunal Constitucional (TC), así como para la Defensora del Pueblo, tendrán que renunciar expresamente a fin de que, "en algún momento", el Parlamento pueda realizar un nuevo proceso para designarlos.

"Ellos no ponen (sus cargos) a disposición del Congreso pues ya están nombrados. La decisión personal que pueden tomar es si asumen o no, si renuncian o no, y seremos respetuosos", indicó.

Agregó que "si sucede (la renuncia correspondiente) no habrá designados; entonces, en algún momento el Parlamento tendrá que elegir. Mientras no renuncien, son altos funcionarios nombrados".

Sobre la posibilidad de convocar a una sesión extraordinaria del Pleno con la finalidad de anular la elección de los funcionarios nombrados, Víctor Isla sostuvo que esa opción depende de los propios legisladores, quienes deberían presentar un pedido en ese sentido, suscrito por al menos por 78 parlamentarios.

El titular del Legislativo manifestó que no puede "inventar figuras jurídicas" para que se anule la elección de los integrantes del TC y la Defensoría "solo por el estado de ánimo de algunos líderes políticos".