notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopularesamariategui@peru21.com

¡No solo se compraron así la mansión y la superoficina, sino también se cancelaron la casa de playa en Punta Sal y la residencia de Camacho!

Aquí el hombre clave al cual hay que exprimir a cambio de inmunidad penal es el abogado David Eskenazi. Este caballero ha estado muy metido en estas movidas inmobiliarias y en su cabeza se halla almacenada información vital. En estos momentos es la fuente más a mano para aclarar si Toledo es un corrupto más o no (y qué raro que el procurador Arbizu haya estado tan callado respecto a este señor y a este caso).

Y otro que también anda en serios problemas es el congresista Omar Chehade, pues la condena impuesta, y apelada, a su hermano de tres años de prisión efectiva puede –de ser ratificada– también ser aplicada a él cuando se le acabe la inmunidad político/parlamentaria en julio de 2016 que le extendieron (entre otros) sus paisanos Daniel Abugattás y Yehude Simon. Eso cae por su propio peso porque su participación fue exacta –y peor, por su investidura– a la que tuvo su hermano.

– Ayer miraba la manifestación de los opositores de Cuarta Categoría a que se les descuente cargas pensionarias de sus AFP y no dejaba de preguntarme por qué no buscaban a Jacinto Díaz para darle más colorido, sapiencia y carga dramática a su plantón. ¡O que les aconseje cómo disfrazarse para bloquear el puente Villena con una actuación de protesta! ¡Se asegurarán así los elogios de Nelson Manrique!