Mal tiempo en Kuélap. Este año, las lluvias fueron más intensas y dañaron los muros de la fortaleza. (Difusión)
Mal tiempo en Kuélap. Este año, las lluvias fueron más intensas y dañaron los muros de la fortaleza. (Difusión)

Los drenajes instalados en la fortaleza de Kuélap para prevenir los daños por las lluvias no fueron suficientes ante las torrenciales precipitaciones que este año afectaron la Amazonía. Como resultado de los aguaceros colapsó una muralla del complejo, de 10 metros de alto por 15 de ancho, mientras que otros muros quedaron debilitados.

El director regional de Cultura, José Trauco Ramos, explicó a Perú21 que el monumento tiene una extensión de 6.5 hectáreas y aún alberga varias zonas con abundante maleza, donde es fácil que se acumule el agua de las lluvias. "Este año, a diferencia de otros, se han registrado lluvias persistentes de hasta 15 horas, y ello ha propiciado la formación de bolsones de agua que han afectado la estabilidad de los suelos y han empujado los muros hasta hacerlos ceder", manifestó.

Sin embargo, Trauco dijo que desde hace tres días no llueve en la zona, lo cual ha permitido que se realicen trabajos de apuntalamiento en los muros que quedaron más débiles. Asimismo, dijo que se ha señalizado el lugar para evitar que los visitantes transiten por zonas resbalosas o peligrosas por posibles derrumbes. "Actualmente no hay ninguna restricción para el acceso de los turistas, y los recorridos se realizan normalmente", anotó.

DATO

- El 2 de abril viajará a Kuélap una comitiva de especialistas de Lima para verificar si existen daños estructurales.