notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.Mercadoeferreyros@peru21.com

La mayoría de peruanos no involucrados en estos hechos –unos más graves que otros– perciben que las instituciones no tienen nada que ofrecerles y que, más bien, son un estorbo para trabajar y tener una vida más próspera. Sin desmerecer los temas políticos, tantos personajes involucrados y tantas rivalidades nos dan la sensación de que poco les importa a nuestros políticos el desarrollo del país, sino solo abrirse camino (y cerrarlo a otros) para llegar al poder. Necesitamos concentrarnos en reformas que permitan un desarrollo sostenido en los próximos 50 años. ¿Alguno de ellos estará realmente concentrado en eso?