CONFESÓ. Religioso manifestó que el alcalde pagó por el ron. (RPP)
CONFESÓ. Religioso manifestó que el alcalde pagó por el ron. (RPP)

Por conducir un vehículo del Arzobispado del Cusco en estado de ebriedad, el Ministerio Público inició las investigaciones –por el delito de peligro común– al párroco del distrito de Huarocondo, Victoriano Espinoza Baca, quien iba acompañado del alcalde de esa jurisdicción, Juan Ninán Huaranca.

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores del Cusco, Carlos Alberto Pérez Sánchez, refirió que el caso será investigado por la Fiscalía del distrito de Santiago. Además, señaló que, tras los hechos, el religioso fue liberado, aunque ha sido citado con la finalidad de que amplíe su manifestación.

A su salida de la comisaría, el sacerdote reconoció su falta y afirmó que, junto con Ninán, celebraba el reciente nombramiento del templo de Huarocondo como patrimonio cultural. "Sí, he celebrado, el alcalde me invitó tres vasos de ron, yo no gasté ni un sol, ¿y?", expresó irónicamente al ser abordado por los periodistas.

En tanto, el burgomaestre Ninán amenazó con dar de baja a los policías que lo intervinieron, pero después reconoció que la detención fue justa.

TENGA EN CUENTA

- El sacerdote manejaba la camioneta de placa X2I-906, que fue intervenida por la Policía en la avenida Antonio Lorena.

- Según los vecinos del distrito, la autoridad y el religioso estuvieron tomando licor en la Plaza de Armas.