notitle
notitle

Dr. Rodrigo Rondón, Opina.21familia@peru21.com

Esta semana se conoció la noticia de un perro en Nueva York, en Estados Unidos, que fue operado de emergencia porque se había tragado más de 100 monedas de un centavo de dólar.

Y es que hay que tener en cuenta que el perro –sobre todo cuando todavía es un cachorro– es muy juguetón y travieso. Ante el primer descuido de su dueño, puede tragarse cualquier objeto extraño.

He atendido diversas emergencias de este tipo en las que he tenido que extraer piedras, parte de algún mueble e, incluso, prendas de vestir, como medias o brasiers, del estómago de numerosos perros.

Tras tragar un cuerpo extraño, el animalito puede presentar diferentes síntomas, como vómitos (algunas veces hasta con sangre), decaimiento y problemas estomacales.

Ante el primer signo de sospecha de que su mascota se ha comido algo extraño, es importante que la lleve de inmediato a la clínica veterinaria. Debe tener en cuenta que, en estas situaciones, el tiempo es decisivo.