CHEQUEO TEMPRANO. La hepatitis C puede tratarse. (USI)
CHEQUEO TEMPRANO. La hepatitis C puede tratarse. (USI)

La hepatitis C es una enfermedad muy peligrosa. Lo es porque se desarrolla de manera silenciosa, de modo que se suele detectar de manera tardía, cuando ya existe alguna complicación mayor. De hecho, el 80% de personas infectadas no suele presentar síntomas. Según William Mora, médico del Hospital de la Policía, el 25% de casos de cáncer de hígado se deben a este tipo de hepatitis, mientras que entre el 5% y 20% de infectados contraerá cirrosis en algún momento. Lamentablemente, no existe vacuna para evitar el contagio de la hepatitis C (para los tipos A y B sí hay vacunas). Sin embargo, hay tratamiento. Es por ello que una prueba de despistaje realizada a tiempo resulta fundamental para detener la aparición de otras complicaciones.