notitle
notitle

Gianfranco Castagnola,Al.Mercadogcastagnola@peru21.com

El crecimiento de la economía peruana está desacelerándose, en parte debido a un entorno internacional menos favorable, en parte por la inacción que ha venido mostrando el Gobierno. El retraso en proyectos mineros –algunos de los cuales ya no se ejecutarán– y de infraestructura, la deficiente regulación en algunos sectores –pesca, por ejemplo– y la pérdida de competitividad de nuestra economía, nos están pasando la factura. Paradójicamente, este escenario suele dar espacio a la 'creatividad' de algunos, que ven la oportunidad para atacar las políticas que han permitido el despegue económico de los últimos 20 años; o, de otros, que solapadamente promueven el retorno a algunas políticas proteccionistas o de apoyo –vía exoneraciones tributarias, por ejemplo– a "actividades ganadoras". Ojalá que el Gobierno reaccione apropiadamente ante este nuevo escenario y no opte por retornar a las políticas que nos hicieron perder veinte años en crecimiento y desarrollo.