notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

Muchos varones creen que la mujer es la única que tiene menopausia, sin tener en cuenta que algo semejante puede aparecer en ellos: la andropausia. Los varones empiezan a cambiar de carácter –se ponen rabiosos– y a veces tienen bochornos. Además, hay pérdida de fuerza muscular y merma en el deseo sexual, lo que desencadena baja en la potencia sexual y, en algunos casos, eyaculación precoz. La andropausia también puede generar alteraciones en el sueño, cambios en la voz y pérdida de peso a cuenta de la masa muscular. Este desorden debe ser visto por el médico. El estudio se debe centrar en la baja de la testosterona, que es la que marca los caracteres masculinos. Esta reducción significativa de dicha hormona generará cambios en el deseo sexual. También las erecciones sufren alteraciones (duran poco) y, en otros casos, el deseo por el sexo opuesto puede cambiar y entra a la indiferencia total. No se cura espontáneamente. El tratamiento consiste en la reposición de la testosterona; de no hacerlo aparecerán los síntomas, la vejez se adelantará y la pérdida de masa muscular lo limitará.