Dolor y pesar. Durante el velatorio, familiares y amigos condenaron el crimen y pidieron justicia. (Alan Benites)
Dolor y pesar. Durante el velatorio, familiares y amigos condenaron el crimen y pidieron justicia. (Alan Benites)

El homicidio del director del penal El Milagro de Trujillo, Jorge Izquierdo Quijano, habría sido ordenado por presos que iban a ser trasladados al penal de Challapalca, en Puno. Según las primeras investigaciones policiales, el funcionario había pedido que 51 reos –entre ellos, los cabecillas de las más peligrosas bandas de sicarios y extorsionadores del norte del país– fueran llevados a la cárcel del Altiplano porque seguían liderando el cobro de cupos y los asesinatos a sueldo.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), José Pérez Guadalupe, dijo que también sospechan que el crimen sería una venganza de internos que no estaban contentos con la rigurosidad de Izquierdo quien, en sus cinco meses de gestión, había recuperado cerca de 700 celulares usados para las extorsiones.

"Estamos analizando la posibilidad de que el autor intelectual del asesinato esté dentro del penal, pues había una lista preparada por el director para trasladar (a Challapalca) a 51 presos", manifestó.

Pérez Guadalupe agregó que, pese a lo ocurrido, cumplirán con el traslado de los internos al penal sureño. "El INPE es una institución seria, y vamos a seguir adelante con lo que se había previsto", sostuvo.

En tanto, María Ventura, esposa del fallecido director, también cree que la mano dura que impuso su cónyuge habría sido el móvil del homicidio. "Era una persona inflexible que quiso hacer lo mejor en este penal, pero miren lo que le ha sucedido", expresó.

La mujer indicó que su pareja nunca le comunicó que era víctima de amenazas seguramente porque quería evitar que su familia se preocupara.

Sin embargo, la secretaria nacional de los trabajadores del INPE, María Calixto, enfatizó que Izquierdo sí habría alertado de las amenazas desde junio pasado, pero no se le dio la seguridad del caso.

Al respecto, el jefe de la Policía en La Libertad, Róger Torres, refirió que, a diferencia del exdirector del penal El Milagro Genaro Escamilo –quien sí pidió garantías–, Izquierdo nunca denunció amenazas ni pidió protección policial.

SABÍA QUE

- Con el fin de esclarecer el crimen, la Policía ha interrogado a todos los trabajadores penitenciarios que acompañaban a Izquierdo cuando fue asesinado.

- La Comisión de Seguridad Ciudadana del Congreso citará al jefe del INPE para que informe sobre las acciones adoptadas tras el asesinato del director del penal de Trujillo.