En nada. Unos 14 meses después de su publicitado anuncio, así luce la obra prometida para veraneantes del sur de Lima. (Perú21)
En nada. Unos 14 meses después de su publicitado anuncio, así luce la obra prometida para veraneantes del sur de Lima. (Perú21)

Promesa incumplida. En mayo de 2011, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, anunció que tres millones de personas se beneficiarían en el verano de 2012 con el proyecto Costa Verde Sur, ubicado en el kilómetro 20 de la Panamericana Sur. Un malecón que recibiría a los bañistas de Villa El Salvador, San Juan de Miraflores y Villa María del Triunfo. Sin embargo, hasta la fecha, solo se ve una obra inconclusa, que recién sería inaugurada el próximo mes, denunció el programa Sin medias tintas.

¿PROBLEMAS DE DIFUSIÓN?La burgomaestre asegura ahora que el proceso de revocatoria que tiene a cuestas es el resultado de una falta de difusión de sus obras. Sin embargo, este malecón, valorizado en S/. 6 millones (S/. 5 millones financiados por la comuna limeña y S/. 1 millón por la municipalidad de Villa El Salvador), sí fue expuesto mediáticamente.

Ello ocurrió el 11 de mayo de 2011, por ejemplo, cuando Villarán anunció el proyecto, y el 22 de noviembre de ese mismo año, cuando convocó a los medios de comunicación para colocar la primera piedra en las playas Venecia y Barlovento.

Es más, ese mismo día aseguró que la obra estaría lista en un plazo máximo de 90 días, es decir, el 20 de febrero de 2012, pero ya pasó un año y nada. Apenas se ha avanzado el 60% de la obra y si no fuera por la denuncia periodística, seguiría abandonada como hasta hace unos días.

PROBLEMAS A LA VISTAEl proyecto Costa Verde Sur nació con problemas. Un informe de la Comisión de Veeduría de la Contraloría General de la República señaló, el 15 de octubre último, que cuando la alcaldesa de Lima puso la primera piedra de la obra, esta no tenía un expediente técnico y tampoco un acuerdo de directorio de la Empresa Municipal Administradora de Peajes.

El expediente recién fue aprobado el 29 de febrero del año pasado, 9 días después del supuesto inicio de las obras del malecón. El 21 de junio, recién se abrió el cuaderno de obra y un mes después se regularizó la entrega del terreno. Sin embargo, los inspectores de la Contraloría descubrieron empleados "fantasma" en la planilla. También encontraron fierros oxidados y materiales abandonados. Lo peor: el Club Lobo de Mar cercó la zona que iba a servir de estacionamiento para el mentado malecón, porque aseguran que es suyo y tiene los papeles.

EMAPE DENUNCIAEn un informe de noviembre del año pasado, un año después del anuncio de la obra, el Gerente de Asuntos Legales de Emape, le cuenta al gerente de Infraestructura lo siguiente: Primero. Que recién el 27 de abril del 2012, la Secretaría Letrada del Directorio comunica a la Gerencia de Infraestructura que el 28 de marzo del 2012 recién se autorizó la ejecución directa de la obra. Es más, antes que la obra estuviera autorizada, ya se estaba girando dinero para esta construcción.

El 28 de Noviembre del 2011 ya se había solicitado el pago de honorarios al ingeniero Víctor Reyes, ya se estaba pagando por movilidad de personal y ya había órdenes de entrega de materiales de construcción. Sin embargo, todo estaba igual. Lo que sí cambió es el valor de la obra: Ahora costará S/.10 millones.

DATOS

– En mayo del 2011, la alcaldesa Villarán y el entonces alcalde de Villa El Salvador (VES), Santiago Mozo, visitan la playa Venecia y anuncia el cofinanciamiento de la obra.

– En agosto de ese año, ambas comunas aprobaron la firma de un convenio.

– La Municipalidad de Lima no respondió a las llamadas de Perú21.

ANÁLISISJulio Castiglioni, analistaCampaña por el No sin efectoLas últimas encuestas demuestran que la campaña por el No a la revocatoria no ha dado el resultado esperado. Es más, los movimientos y cambios internos en las diferentes gerencias tampoco han tenido el impacto deseado por la gestión de Susana Villarán.

La población no percibe esos cambios significativos, por eso, el promedio de 60% de ciudadanos que desean que la alcaldesa deje el sillón municipal se mantiene y si la consulta popular fuera mañana, se concretaría el deseo de ese sector.

También es importante señalar que en los últimos días, Villarán hizo todos los méritos para ser revocada. No tiene discursos ni argumentos sólidos para responder a las acusaciones de sus revocadores.

Al contrario, hemos encontrado insultos y adjetivos que enturbiaron el debate y no ha ayudado en nada a la alcaldesa.

Cuando la coordinadora por el No, Anel Townsend , dice que Lima no debe parar, nos preguntamos: ¿Parar qué? Si las obras ya se ejecutaron y los procesos de selección ya se concretaron.