Toledo pensaba residir en casa de Las Casuarinas junto a su esposa y su hija. Todo fue previo a la campaña electoral. (USI)
Toledo pensaba residir en casa de Las Casuarinas junto a su esposa y su hija. Todo fue previo a la campaña electoral. (USI)

Correos electrónicos a los que tuvo acceso Perú21 demuestran claramente que la casa en Las Casuarinas, que compró Eva Fernenbug, por casi cuatro millones de dólares – a través de la empresa Ecoteva– era para su hija Eliane Karp, su yerno, el expresidente Alejandro Toledo, y su nieta, Chantal.

El 28 de octubre de 2010, por ejemplo, el corredor inmobiliario Paul Allemant –contactado por Toledo un año antes– le informó a Karp que la casa que visitaron en el Cascajal 709 era "la más adecuada, pues recuerde que era una buena casa (techos altos, buenos acabados, cuarto amplios) con un excelente jardín y un departamento independiente".

Allemant también le informó que el referido departamento tenía una entrada independiente de la calle que "podría ser para su hija Chantal o para que don Alejandro pueda tener sus reuniones sin que las personas tengan que entrar a la casa", señala el correo que data de meses previos al inicio de la campaña presidencial.

Incluso, Allemant le sugiere a Karp que su esposo debe estar presente en la visita, pero Karp le aclara que "él no va nunca en primera instancia por si acaso".

En otro correo del 12 de marzo de 2011, Eliane Karp le reitera a Allemant su interés por la casa de Cascajal –la que finalmente compró su madre con Ecoteva– por su amplio jardín. "Como tú sabes, la posibilidad de tener jardín amplio es importante en nuestro caso", dice Karp. Incluso le pide que le conteste a su correo "con copia a Alejandro (Toledo)".

ALLEMANT RECLAMAUn año después (10 de abril de 2012), el agente inmobiliario ya no le pide a Karp que reconsidere la compra del referido inmueble sino que le confirme si ya había comprado la casa de las Casuarinas. "Le pido por favor que en aras de la honestidad y lealtad con la que siempre he trabajado con ustedes desde el 2009, enseñándole todas las propiedades en Las Casuarinas (15 en total) que se ajustaban a su requerimiento, me confirme esta información (si ya la compró), pues como comprenderá, de haber llegado a un acuerdo de compra, hay una comisión de por medio por mi trabajo que se tiene que pagar".

Lejos de negarlo, Karp le responde que eso lo deben hablar personalmente, y luego, le dice "no tan rápido. Todavía no pasa nada".

Sin embargo, esto nunca se contretó pues el líder de Perú Posible y su esposa no le pagaron la comisión (3% del valor de la venta de la casa de la calle Cascajal) que acordaron por sus servicios. Un promedio de US$ 112 mil.

Karp contactó directamente con el propietario de la casa, Luis Arbulú Alva, en enero del 2012 (mes en que se constituyó Ecoteva). Primero le ofrecieron US$ 3 millones, pero en julio acordaron que sería US$ 3.750 millones.

El 6 de setiembre último , Allemant informó a la Comisión de Fiscalización del Congreso que sigue el caso que no llegaron "a firmar un contrato porque era un expresidente, conversamos hace poco de manera alturada, pero él (Toledo) se cerró en que no tenía que pagarme nada, a pesar de que había un acuerdo de palabra".

Asimismo, el corredor confirmó que en todo el proceso de la búsqueda de una propiedad en Las Casuarinas nunca vio a Eva Fernenbug. "Era su hija, Eliane Karp, la más interesada en la operación" en la que finalmente lo dejaron de lado en julio del 2012.

PERÚ POSIBLE LO AYUDAEl congresista de Perú Posible (PP) José León anunció que su bancada evalúa denunciar ante la Comisión de Ética a su par de Fuerza Popular (FP) Julio Gagó por tratar de interferir ante el Poder Judicial (PJ) para que esta instancia ordene el impedimento de salida del país del expresidente Alejandro Toledo.

"Según la Constitución está prohibido la interferencia en el PJ, es una infracción constitucional", señaló. Acusó, asimismo, al parlamentario fujimorista de utilizar las mismas tácticas del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos.

Al respecto, Gagó acusó a León de querer desprestigiar con estas denuncias a la Comisión de Fiscalización que investiga a Toledo y, que él integra. Por último, descartó las acusaciones del parlamentario peruposibilista. "Vamos a seguir, pese a que quieran desprestigiar a la comisión", anotó.