SE CONFIRMÓ. Celebró apenas divulgaron primeras proyecciones. (AP)
SE CONFIRMÓ. Celebró apenas divulgaron primeras proyecciones. (AP)

QUITO (Agencias).– El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue reelegido para un segundo mandato de cuatro años tras obtener una contundente victoria, de acuerdo con las primeras proyecciones de unos comicios en los que también se eligió a parlamentarios.

El jefe de Estado recibió el 61% de los votos válidos frente al 21% del exbanquero Guillermo Lasso, según un estudio de la firma Opinión Pública. En tanto, otro sondeo de Cedatos, contratado por medios privados, le atribuye 61.5% a Correa y 20.9% a su rival.

El presidente celebró los resultados con abrazos a sus colaboradores reunidos en el Palacio de Carondelet –la sede presidencial– y se asomó al balcón que da a la Plaza de la Independencia, en el centro de Quito, junto a su familia y al virtual vicepresidente, el exministro Jorge Glas.

Correa, quien gobernará Ecuador hasta el 2017, dijo que recibe la victoria con "mucha "humildad" pero con "gran firmeza", y comentó que serán "cuatro años más de revolución", para la cual –sostuvo–están más comprometidos que nunca. "Dios les pague", saludó a sus simpatizantes e indicó que "esta revolución no la para nada ni nadie".

¿Y EN EL PARLAMENTO?Los ecuatorianos también eligieron a sus representantes en la Asamblea Nacional (Parlamento), pero las encuestas a boca de urna solo fueron autorizadas para las elecciones presidenciales. Sin embargo, se prevé que Alianza País, el movimiento de Rafael Correa, obtendrá entre el 60% y el 65% de los escaños.

El oficialismo tiene el principal bloque, pero no alcanza a ser mayoría, por lo que Correa se planteó como objetivo consolidar su fuerza en el Legislativo para sacar adelante proyectos pendientes y otros con los que este crítico del "neoliberalismo" dice que hará "irreversible" su revolución ciudadana.

TENGA EN CUENTA

- Correa, electo en 2007, fue confirmado como presidente en 2009 en comicios anticipados tras la promulgación de una nueva Constitución.

- El mandatario, de 49 años, prometió radicalizar su proyecto denominado "revolución ciudadana".