notitle
notitle

familia@peru21.com

Tanto el perro como el gato son animales considerados mascotas desde hace cientos de años. De ahí que la idea de comernos a uno de ellos nos resulte una aberración.

En el Festival del Gato o 'Curruñau', que se celebra hoy en Cañete, se consumen varios potajes a base de carne de gato. Lo peor de todo es que a los felinos se les mete en un saco y se les ahoga en el mar o se les mata a palazos antes de cocinarlos. Durante esta traumática y dolorosa experiencia el gato defecará, y aquí es importante explicar que los felinos pueden tener el parásito Toxoplasma gondii en sus heces. Entonces, al defecar contamina su pelaje y piel, y las personas que manipulen al animalito contagiarán su carne con este parásito.

La enfermedad que produce ese parásito es toxoplasmosis, y es dañina para el ser humano. Puede provocar inflamación en los ganglios linfáticos en cabeza y cuello, fiebre, dolor muscular y visión borrosa. En las mujeres gestantes puede producirles un aborto en los primeros meses de gestación. Nos unimos a la ola de protestas para que se detengan actos sádicos como este con la excusa de que se trata de una "costumbre local", y exigimos se cree una verdadera ley contra el maltrato a los animales.