notitle
notitle

Fritz Du Bois,La opinión del directordirector@peru21.com

Las prioridades del presidente del Congreso producen resultados extraños.

Así tenemos que han promulgado una Ley de Alimentación Saludable para Niños que es un pan con mango. Para empezar, es difícil encontrar a un parlamentario con buenos hábitos alimentarios y a quien la panza no se le esté desbordando, así que no sabemos con qué criterio es que el proyecto ha sido elaborado.

Luego, tenemos que restringe la publicidad "excesiva" de 'comida chatarra' y establece que se elaborarán listados de afortunados proveedores que serán los favorecidos con la autorización para vender sus productos en los 'quioscos saludables' a millones de escolares en un lucrativo mercado cautivo creado por el Estado.

En realidad, se trata de una confusa ley controlista, frecuentes en la época de Velasco, que solo genera distorsiones al tiempo que encarece la alimentación para los consumidores. En todo caso, no tenemos duda de que será un fracaso garantizado, aunque en el camino tendremos empresarios allegados, así como ciertos funcionarios, que se habrán beneficiado.

Más aún, esta legislación le sigue a la ley que defiende a los consumidores de las 'prácticas abusivas en textos escolares', promulgada hace un año y que ya ha logrado bajar de tal manera la calidad de los libros de matemáticas que es ahora motivo de escándalo.

Mientras que está pendiente de ser discutido un proyecto de "insolvencia familiar" que busca formalizar el 'perro muerto' de quienes se han 'sobre endeudado'. Verdadero mamarracho demagógico que, de ser aprobado, su costo lo pagarán los clientes cumplidos del sistema bancario.

Al final, después de mucho buscar, la única chatarra que hemos encontrado es la que producen los parlamentarios.