notitle
notitle

Juan José Garrido,La opinión del directordirector@peru21.com

El Perú se encuentra, según el Índice de Competitividad, en el percentil 91 respecto a la confianza del público en su clase política (puesto 131 sobre 144 países). Razones sobran. Una de ellas se dio ayer en el Congreso, cuando la politiquería se puso de costado frente a un rosario de cuestionamientos que ameritaban la censura del ministro Mayorga, quien para el 47% de los peruanos debió ser separado del cargo frente a un 22% que creía debía mantenerse.

Para el Sr. Mayorga, sus intervenciones en distintos casos no constituirían un conflicto de intereses. Más o menos como que un cantante diga que tiene buen timbre. Para el pueblo peruano, al menos para un 57%, el ministro Mayorga hace lobby a favor de empresas privadas.

Por si las dudas aún quedan, pongamos una lupa a las últimas propuestas del Ministerio de Energía y Minas: actualmente analiza la estructura de costes del etano para saber a qué precio debe entregarse a la industria petroquímica, hecho que vulnera la Constitución, y que, además, atenta contra el modelo de libre mercado que nos rige hace más de 20 años. ¿Por qué se quiere favorecer al sector petroquímico?

Casualidades de la vida (del ministro Mayorga), el MEM trabaja en un proyecto dirigido a invertir cerca de US$6 mil millones en dos plantas petroquímicas. Por supuesto, para garantizar la "competitividad" de estas, se está evaluando algún tipo de "compensación"… léase, un gran y bondadoso subsidio (para mayor información, ambas noticias la del etano y la de las dos plantas petroquímicas han sido cubiertas en extenso por el diario Gestión).

¿Qué empresas participarán en dichos procesos? ¿Trabajó alguna vez el Sr. Mayorga, sea a título personal o a través de su anterior estudio, para algunas de ellas? Como imaginarán, las preguntas pueden llenar otra columna de opinión.

Como sostuvimos desde el primer día, el problema no es la capacidad técnica del Sr. Mayorga, sino su capacidad para separar lo público de lo privado. Estemos atentos.