La justicia tarda pero llega. (Difusión)
La justicia tarda pero llega. (Difusión)

La Sala Penal Nacional del Poder Judicial sentenció a 22 años de prisión y al pago de una reparación civil de S/.41 mil a tres integrantes del Grupo Colina por el crimen de un profesor y nueve estudiantes de la Universidad La Cantuta, ocurrido en 1992.

El veredicto fue leído en la sala de audiencia del penal Piedras Gordas e involucra a los exintegrantes del grupo paramilitar Juan Orestes Epifanio Vargas, Cesar Héctor Alvarado Salinas y Ángel Arturo Pino Díaz. Un cuarto involucrado, Aldo Albert Velásquez Asencio, se encuentra en condición de no habido.

El criterio judicial establece que los acusados son responsables –como cómplices primarios– de los delitos contra la vida el cuerpo y la salud –homicidio calificado y contra la humanidad– y desaparición forzada.