notitle
notitle

Pablo Secada,Al.Mercadopsecada@ipe.org.pe

En un país que impulsa la reforma de gestión por resultados, que dos ingenieros decidan el proyecto de inversión más grande de la historia del Perú con la experiencia que han tenido en el tema es paradójico. El Gobierno aún puede enmendar el curso, tiene que contratar consorcios liderados por bancos de inversión para que lo asesoren en el diseño y en la promoción de inversión en Camisea II. Este engañamuchachos, que refleja las novatadas constantes, tiene que terminar. No podemos poner este importante proyecto en las manos de personas que ya lo hicieron mal, ni enmarcarlo en un esquema de promoción que no funciona.