La posición de los miembros oficialistas y de los afines a Gana Perú se impuso en las primeras votaciones. (Martín Pauca)
La posición de los miembros oficialistas y de los afines a Gana Perú se impuso en las primeras votaciones. (Martín Pauca)

La primera sesión de la comisión investigadora del caso López Meneses se realizó ayer de manera reservada a pesar de que varios de sus integrantes plantearon que fuese pública, pues se trataba de la presentación de la periodista Cecilia Valenzuela, quien destapó el tema de la irregular custodia policial a la casa del referido exoperador montesinista.

Uno de los primeros en reacciuonar fue el legislador Juan Díaz Dios (Fuerza Popular), quien denunció que en ese grupo existe la intención de ocultar la verdad, en referencia a la posición de tres congresistas de las bancadas de Gana Perú, Unión Regional y Perú Posible, que impidió que la sesión se abriera al periodismo.

"La presentación tenía que ser pública. Solamente Víctor Andrés García Belaunde (AP-FA), Javier Velásquez (Concertación Parlamentaria) y yo votamos a favor (de levantar la reserva). Los demás, salvo Enrique Wong (Solidaridad Nacional) –quien votó en contra–, se abstuvieron porque sabían que se necesitaban cinco votos para que la sesión se abriera", expresó ante la prensa.

El parlamentario fujimorista agregó que esa actitud pone en evidencia que hay un desequilibrio de fuerzas en la comisión y una alianza política a favor del Gobierno, lo cual "indica que será una batalla muy complicada para quienes queremos llegar a la verdad".

Por su parte, la congresista Cecilia Tait (UR) consideró que las sesiones del grupo de trabajo –que tiene 180 días para investigar el 'Lópezgate'–, deben ser reservadas.

"Yo no estoy de acuerdo en que las sesiones sean públicas. Los enemigos están en todos lados, cómo les voy a dar la estrategia (de investigación). La periodista Cecilia Valenzuela dio algunos alcances que fueron públicos y otros que no, y no podemos revelar las fuentes", aseveró.

La legisladora basó su postura en el artículo 88 del reglamento del Congreso, que determina que las comisiones investigadoras desarrollarán sus reuniones bajo reserva.

Por esas diferencias entre los miembros de la referida comisión, estos se demoraron más de 40 minutos en decidir si continuaban la reunión de manera reservada o pública.

LA SESIÓNLa periodista Valenzuela, antes de iniciar su presentación, también cuestionó el secretismo de la comisión.

"La información que tengo que brindar es pública. Estoy sorprendida con esta decisión, no me parece correcto. En algunos casos se justifica que sea una sesión reservada, pero yo soy una periodista, y no puede estar todo bajo reserva", apuntó.

Luego de tres horas de dar su declaración, Valenzuela reiteró sus cuestionamientos y contó que en una segunda votación los legisladores Gutiérrez, Tait, Wong y Huaire votaron para que la reunión no se fuera pública.

De otro lado, Valenzuela denunció que los auspiciadores del canal que dirige (Willax TV) recibieron presiones para que dejaran de contratar publicidad en este medio de comunicación, después de que la periodista revelara el caso López Meneses.

"Sí, desgraciadamente hay presiones. Vamos a ver cuánto podemos resistir", sostuvo.

La periodista opinó que el 'Lópezgate' no es un simple asunto de corrupción policial, como trató de presentarlo el mandatario Ollanta Humala durante una entrevista sobre el caso.

"Hemos visto la forma en que la red de Óscar López penetró el Pentagonito, el Servicio de Inteligencia del Ejército y tenemos la certeza, porque lo admitió el congresista José Urquizo, de que los vínculos del exoperador montesinista van más allá", acotó la conductora de televisión.

SABÍA QUE

- El presidente de la comisión investigadora, Víctor Andrés García Belaunde, anunció que mañana no se presentará Óscar López Meneses ante ese grupo de trabajo, como se había anunciado días atrás. Dijo que los miembros de la citada comisión se dedicarán a elaborar su plan de trabajo y de diligencias.

- Adelantó que el grupo de trabajo efectuará inspecciones a las viviendas de López Meneses y a la del padre de este. "Tendremos tres niveles de trabajo: audiencias y entrevistas, la revisión de documentos y, finalmente, visitas de trabajo. Iremos a visitar los inmuebles", apuntó.