notitle
notitle

Esta es una pregunta que a menudo me hacen en el consultorio. Es que las personas que estudian o trabajan y no tienen quién les prepare la comida en casa suelen comer en la calle y, la mayoría de veces, alimentos poco saludables.

La falta de tiempo y practicidad, entonces, provoca que la comida pase a un segundo o tercer plano.

Lo adecuado es prepararse el desayuno y la cena en base a pautas saludables. Y para el almuerzo se puede preparar una lonchera sencilla. Una idea: ensalada con pollo sancochado –o atún enlatado en agua– y choclo desgranado –o una papa en trozos–, más una fruta para comer después. Otra alternativa: ensalada de verduras y un sándwich de pan integral con palta, huevo duro y tomate o queso fresco bajo en grasa.

Si, inevitablemente, usted tiene que comer en la calle, recomiendo escoger una ensalada y alguna proteína que no esté frita –pollo a la plancha, por ejemplo– y una papa sancochada. Otra opción es el cebiche –o sushi en todo caso–, ya que aporta una buena cantidad de proteínas, carbohidratos y grasas saludables.Hoy tenemos una oferta más grande de lugares que ofrecen comida saludable y orgánica, muchos de los cuales tienen servicio de delivery. No se descuide.