Conversamos con Claudia Llosa sobre su carrera y su futuro Foto: César Fajardo.
Conversamos con Claudia Llosa sobre su carrera y su futuro Foto: César Fajardo.

Autor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

"Siempre que puedo, vuelvo al Perú. Amo este país y, por eso, estrenar mi película acá es un acto de cariño, de afecto por este territorio y por su gente", nos dice Claudia Llosa, directora de cine que hoy estrena Aloft: No llores, vuela, cinta que tiene como protagonista a la bellísima actriz Jennifer Connelly.

Hablemos sobre cómo fueron tus primeros días en el mundo del cine…Mi punto de partida fue a través del guion; la dirección apareció mucho más tarde. Se me presentó la oportunidad de hacer una maestría en el extranjero, y elegí una en Guion de Cine.

Y te fuiste a España…Opté por ese país, primero, porque Europa siempre me ha encantado y, segundo, porque, si iba a escribir, era mejor hacerlo en un país donde se hable mi idioma. Además, la maestría duraba solo un año. Entonces, sumergirme en otro idioma, con tan poco tiempo, iba a ser complicado; no quería tener complicaciones.

¿Y cómo pasaste del guion a la dirección?Viví un año madrileño fantástico: parecía un año sabático. Pero dirigir una película era como un sueño, un deseo improbable. Además, tenía claro que iba a volver a la publicidad, que era el terreno donde me desarrollaba. Cuando acabó la maestría, me di cuenta de que aún andaba en primera, que me faltaba mucho y no tenía la necesidad de volver. Quería seguir explorando, no solo en el ámbito del cine, sino la vida en Europa, y decidí alargar mi "permiso" laboral y quedarme, por lo menos, un año más en España. Así llegué a Barcelona: como no tenía experiencia en el cine, no podía trabajar en ese terreno, así que volví a la publicidad para mantenerme allá. De día trabajaba, y por las noches escribía el guion de lo que luego se convirtió en Madeinusa. Todo esto no lo compartía ni con mis colegas ni con mi entorno: era un tanto bipolar (ríe). Tenía un sueño oculto y yo misma me decía "algún día alguien dirigirá este guion". Entonces, buscando que alguien más que mi madre lo leyera, encontré la convocatoria del Festival de La Habana, lo envié y gané el premio a Mejor Guion Inédito…

Y allí apareció la oportunidad de dirigir…Al enviar el guion, era poco consciente del terreno donde me estaba metiendo: ganar ese premio cambió mi vida, pues uno de sus beneficios era que Canal+ iba a financiar su realización. Debía buscar un productor que administrase ese dinero y sacase adelante la cinta. Entonces, empecé a buscar al director que la filmase, pero el productor que decidió trabajar conmigo me dijo lo siguiente: "No encuentro razones para que le encargues la dirección a un tercero, debes dirigir la película tú. Ese universo –el de Madeinusa– es tan personal que encargarlo a otro hará que se pierda. Si tú diriges tu guion, yo produzco la película". "Pero nunca he dirigido nada en mi vida, nunca he estado en un rodaje", le respondí. "Dirigir es fácil, lo complicado es escribir, y tú ya lo hiciste", fue su respuesta. Hoy concuerdo con él. Luego conversé con Lucho Llosa y este me dijo: "Chapa el tren. Bacán que seas guionista, pero, si diriges tu cinta, otras puertas se te abrirán en el futuro". Su consejo fue valiosísimo, y también le doy la razón, porque, sin Madeinusa, no habría podido hacer La teta asustada y hoy mi historia sería otra.

¿Piensas en imágenes?Sí, siempre lo he hecho. Me cuesta muchísimo más escribir y leer que dirigir: soy una persona de imágenes. Sucede que, hasta la experiencia que te he contado, no tenía el lenguaje cinematográfico incorporado, pero ahora sí. Por eso todo fluyó de una manera muy natural.

Eres, además, una buena directora de actores…Eso me viene del psicoanálisis: me he psicoanalizado bastante, y me ha servido tanto en mi vida personal como en mi trabajo. El vínculo que creo entre el actor y el director me viene de mis varios años con el psicoanalista.

¿Cuánto te has preocupado en que los mundos que construyes en tus cintas tengan que ver con el mundo real?¿Qué es la realidad: tu punto de vista o el mío? Está probado que no existe una realidad. Por eso, mi cine, más que real, es veraz. Yo intento crear un universo propio para cada una de mis cintas; este mundo debe ser congruente, coherente más allá de su correspondencia con una geografía o una cultura específicas.

Hablemos de Aloft…Uno de sus grandes temas es nuestra propia naturaleza, cómo tratamos de domesticarnos. Aloft es un viaje introspectivo que tendrá como resultado una catarsis. Sus personajes se desarrollan en un mundo hostil, pero al mismo tiempo bello; agresivo, y también fascinante. La dicotomía presente allí es un espejo de lo que somos: nuestra fragilidad y grandiosidad, nuestra vulnerabilidad y nuestra grandeza. Aloft habla sobre cómo somos capaces de construir una vida a pesar de que nuestra existencia es frágil. Y todos sus escenarios están pensados para que resuenen estos temas; un universo blanco y escéptico donde no hay dónde esconderse, donde no hay ruido, lo que obliga a los espectadores a concentrarse en los personajes: es como una bola de cristal.

Ganaste el Festival de Berlín, acabas de dirigir tu primera película en inglés y con una ganadora del Oscar. ¿Cómo ves tu futuro?Imaginé que iría, sin problemas, de las pequeñas producciones a otras más grandes como Aloft. Y, sin duda, volveré a dirigir en Perú.

AUTOFICHA

- "Nací en Lima. Soy sobrina de Mario Vargas Llosa y del cineasta Luis Llosa, quien me animó a dirigir Madeinusa, cuyo guion fue premiado en el Festival de La Habana y me llevó hacia la dirección de cine. Luego hice La teta asustada, que ganó el Oso de Oro del Festival de Berlín".

- "Aloft: No llores, vuela fue filmada en Canadá y España. Es mi primera película en inglés y tiene como protagonistas a Jennifer Connelly (Una mente brillante) Cillian Murphy (Inception) y Mélanie Laurent (Bastardos sin gloria)".

- "No puedo desligarme de mi condición de mujer y de peruana. En mis películas hay, evidentemente, una mirada profundamente femenina. Mis tres cintas tienen como personajes principales a mujeres que buscan liberarse del yugo existencial. Por eso, me resultaron fascinantes".

TAGS RELACIONADOS