Genio y figura.  Neymar espera brillar ante los italianos. El brasileño tiene dos goles en el torneo. (EFE)
Genio y figura. Neymar espera brillar ante los italianos. El brasileño tiene dos goles en el torneo. (EFE)

SALVADOR DE BAHÍA.– Hace poco empataron 2-2 en un amistoso, pero parece que Brasil e Italia siempre están jugando. Dos duelos destacan en el recuerdo: la final de México 70, con sabor auriverde, y el increíble 3-2 de Italia en España 82, que dejó fuera al fantástico equipo de Telé Santana. Hoy no estarán Pelé, Gianni Rivera, Zico o Paolo Rossi. Hoy estará Neymar y se extrañará al lesionado Andrea Pirlo, aunque dos estilos de siempre chocarán en un partido que nunca tiene favorito, así la estadística diga que la 'Azurra' no gana desde aquel triplete de Rossi en 1982.Más allá del peso específico del cotejo, Brasil e Italia se juegan el primer lugar de la llave, un premio valioso porque supondrá, casi con seguridad, evitar a España en semifinales.

La 'canarinha' tiene en duda a Paulinho y a David Luiz, por lesión, mientras que Italia tampoco contará con el suspendido De Rossi. No importa: hay suficientes cracks como para no perderse este clásico.

Habrá que ver si Neymar arma otro show como ante México o si Italia corrige las falencias defensivas que mostró frente a Japón.