Otro dato interesante es el tiempo de viaje en ambas autopistas pues mientras que en la Vía de Evitamiento el tiempo promedio en hora punta es de 26 minutos, en la Vía Expresa Línea Amarilla es de 11 minutos. (Foto: GEC)
Otro dato interesante es el tiempo de viaje en ambas autopistas pues mientras que en la Vía de Evitamiento el tiempo promedio en hora punta es de 26 minutos, en la Vía Expresa Línea Amarilla es de 11 minutos. (Foto: GEC)

La semana pasada desde Lima Cómo Vamos presentamos el informe “¿Cómo nos movemos? Estudio de siniestros y accidentes en vías rápidas-Caso Vía de Evitamiento y ” preparado con datos proporcionados por Lima Expresa. Los resultados del informe si bien corresponden a estas dos autopistas, bien pueden ser usados para realizar mejoras en las diferentes vías del país.

Para empezar, cabe señalar que la capital concentra la mitad del parque automotor del país y, además, el número de hogares que poseen un auto es también mayor que en comparación con el resto de regiones. Un total de 13,021 ocurrencias fueron detectadas en la Vía de Evitamiento y la Vía Expresa Línea Amarilla y esta cifra incrementó un 23.4% en comparación al año 2020. Esto es natural pues las restricciones vehiculares impuestas en el primer año de la pandemia se retiraron paulatinamente y aunque aún los viajes diarios no regresan a los valores prepandemia, estos han incrementado. De estos incidentes, 6,650 son fallas mecánicas y 2,051 corresponden a problemas con las llantas. Alfonso Flórez, de la Fundación Transitemos, hacía hincapié en que este panorama es un indicio de que las revisiones técnicas no están funcionando bien. Además, 921 incidentes fueron por falta de combustible, situación que aunque debiera ser excepcional no parece serlo.

MIRA: [Opinión] Mariana Alegre: “Ni un árbol menos”

Además, en Evitamiento el 2021 ocurrieron 146 siniestros con víctimas, siendo nueve los casos en que hubo fatalidades. Son los choques entre vehículos incluyendo motos (66) y el despiste de motocicletas (30) los principales causantes de las víctimas. Las motos no deben circular por la vía de Evitamiento, pero hacen caso omiso a las regulaciones.

Otro dato interesante es el tiempo de viaje en ambas autopistas pues mientras que en la Vía de Evitamiento el tiempo promedio en hora punta es de 26 minutos, en la Vía Expresa Línea Amarilla es de 11 minutos. Así también, la mayoría de incidentes ocurren en la Vía de Evitamiento y las fricciones se dan con relación a los paraderos de transporte público, por lo que resulta urgente rediseñarlos para permitir que los buses puedan recoger a los pasajeros con seguridad. Un corredor exclusivo de buses podría dar más seguridad a todos.

Además de mejorar el diseño vial y urbano de forma urgente, como bien expresó el Ing. David Fairlie, es necesario reducir la alta velocidad para prevenir accidentes y promover información a conductores así como fiscalizarlos más firmemente, en especial a los motociclistas. No olvidemos que llegar a tiempo es mejor que llegar rápido y a eso es a lo que debemos apuntar: a una fluidez segura que nos permita llegar vivos a casa.