notitle
notitle

Adolfo Guevara,Opina.21aguevara@peru21.com

Enfermedad crónica que afecta los hepatocitos o células del hígado. El hígado es un órgano importante, pues tiene casi el 20% de la irrigación sanguínea; también es muy noble. Cuando se realizan grandes resecciones hepáticas –como extirpar el 50% del órgano–, este se puede regenerar en seis semanas. En la génesis de este mal siempre existe un factor que produce inflamación crónica que, cuando es severa, puede producir muerte celular de las zonas afectadas. El problema está en que este órgano no tiene filetes nerviosos; por lo tanto, no se produce dolor. En países desarrollados, el excesivo consumo de alcohol es la primera causa de cirrosis; en países en vía de desarrollo, son las hepatitis B o C que, muchas veces, no dan síntomas. Existen otras causas raras como problemas inmunológicos, hemocromatosis, hemosiderosis. La gran dificultad es hacer el diagnóstico a un paciente que no siente nada. En ocasiones, al hacer chequeos e indagar por el estilo de vida, se pueden recomendar ciertos estudios. Cuando ya se presenta el mal y está descompensado, es muy fácil diagnosticar.