La unión civil no matrimonial plantea otorgar a parejas del mismo sexo derechos de herencia, seguro social y otros. (AP)
La unión civil no matrimonial plantea otorgar a parejas del mismo sexo derechos de herencia, seguro social y otros. (AP)

Como era previsible, el proyecto de ley que propone la unión civil entre personas del mismo sexo empezó a polarizar al país. Ayer, el cardenal Juan Luis Cipriani expresó su total rechazo a esta iniciativa –presentada por el parlamentario Carlos Bruce– al considerar que "destrozará" el matrimonio.

Es más, el prelado de la Iglesia Católica en el Perú cuestionó al autor de la polémica propuesta, la cual plantea otorgarles a estas parejas derechos en materia de herencia, seguridad social y pensiones, entre otros.

"No hemos nombrado a congresistas para justificar su propia opción (…) Yo no estoy de acuerdo, y creo que la mayoría tampoco", manifestó en su programa Diálogos de fe, de Radioprogramas.

Según Cipriani, esta iniciativa es "una vieja estrategia" que ya se ha dado en países como España, Italia y Francia. "Se empieza poniendo el zapato en la puerta con esta ley, y acaban pidiendo el matrimonio entre los homosexuales", afirmó.

Subrayó, en tal sentido, que se está poniendo en juego la unión civil entre un hombre y una mujer. Ante ello, remarcó que los gays tienen otras opciones como contratos civiles.

"El que quiere tener su relación tiene el derecho civil para que haga sus contratos, pero no hace falta empezar a hacer una caricatura del matrimonio para después destrozarlo. Quien tiene otra opción es su problema, y que lo haga por su cuenta", concluyó.

DEFIENDE PROYECTOMinutos después de estas declaraciones, el congresista Carlos Bruce salió al frente y expresó: "No voy a contestar sobre estas insinuaciones personales, porque eso sería bajar el nivel del debate".

El legislador del partido Concertación Parlamentaria reiteró que su iniciativa trata sobre aspectos patrimoniales (herencia y pensiones) y que no hace referencia al matrimonio ni a la adopción."En ninguno de los sesenta países en donde se ha instaurado la unión civil entre homosexuales se ha destruido el matrimonio heterosexual", afirmó.

De igual modo, sostuvo que un contrato entre personas del mismo sexo –como lo sugirió Cipriani– no es una solución. "En el 100% de casos por demanda de herederos, los jueces priorizan los derechos de sucesión por encima de los contratos civiles. Estos acuerdos tampoco garantizan un seguro social ni los derechos de heredar una pensión o de decidir sobre procedimientos quirúrgicos", explicó.

"Me alegra que el cardenal acepte que las personas del mismo sexo puedan vivir juntas y tener ciertos derechos. Ahí coincidimos. Solamente le digo que con un contrato no se puede hacer esto", aseveró.

Por último, el parlamentario lamentó que en el país imperen los prejuicios religiosos. "No sé cuál será el destino de este proyecto, pero me parece positivo que haya un debate alturado. ¿Qué daño le hace al resto que estas personas tengan derechos?", preguntó.

CUESTIONAN LEYEl Movimiento Homosexual de Lima (MHOL) indicó que respalda la llamada "ley homosexual" en el sentido de que a las parejas homosexuales se les reconoce derechos fundamentales de los que actualmente solo gozan los matrimonios heterosexuales.

Sin embargo, cuestionó que, "aunque constituya un avance en el camino hacia la igualdad, la unión civil crearía una institución segregacionista y de segundo orden reservada solo a los homosexuales y privándonos de la igualdad a través del matrimonio".

Mediante un comunicado, este gremio exhortó a los congresistas de todas las bancadas a que suscriban la mencionada iniciativa legislativa.

En los próximos días, este proyecto de ley estará a disposición de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Parlamento. Ahí será evaluado y debatido para ver si, posteriormente, pasa al Pleno.

TENGA EN CUENTA

- A raíz de la iniciativa de la unión civil entre homosexuales, el parlamentario fujimorista Carlos Tubino protagonizó ayer una polémica en Twitter.

- En su cuenta, él escribió una posición contraria a dicho proyecto: "Me opuse a la Ley Bruce y al ingreso de homosexuales a las FF.AA. Los combatiremos".

- Esto desató una serie de críticas. No obstante, Tubino respondió en el Twitter a cibernautas: "No apruebo la cultura gay", "perteneces a una ínfima minoría". Luego dijo que no ponía en duda la calidad humana de los homosexuales y que no es homofóbico.