Sigue actualizado en nuestra APP

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Carlos Basombrío,Opina.21

"…pueden pasar 100 años y la gente puede seguir sintiéndose insegura", lo dijo el domingo el presidente en su entrevista en TV.

No es muy alentador que tratándose del problema principal para la población, Humala se sume a la tesis de que se trata de un problema de percepciones, con el agregado de que en mucho estas serían culpa de los medios de comunicación. Es increíble que se siga sin entender en qué consiste el asunto de las percepciones. Con el debido respeto señor presidente, pero estas no son una irrealidad, sino una proyección a futuro, basada en la experiencia.

Si sumamos que el Perú tiene la victimización más alta de América Latina, que tenemos baja confianza en la capacidad de la Policía frente a la delincuencia, que muy pocos casos son sancionados y que la prevención es casi inexistente; pues es lógico que la gente sienta (perciba) que hay un alto riesgo de ser víctima de un delito. (De nuevo, y con todo respeto señor presidente, es radicalmente inexacto decir que el 95% de los que denuncian en comisarías encuentran solución a su problema).

Dijo también que, entre otras reformas, su gobierno ya había hecho la de la seguridad, ¿Cuál reforma? Asumo que se referirá a que han aumentado los sueldos a los policías o que ahora los generales se quedan más años en funciones. ¿Es esa? O tal vez que, por tercera vez en este gobierno se anuncia que, esta vez sí, se avanzará con la dedicación exclusiva de la Policía finalizando el 24 × 24.

El Ministro del Interior ha tenido también declaraciones memorables. Ayer, en El Comercio, sostuvo que si bien la situación se descontroló en el 2010, ya empiezan las cosas a mejorar y, en el 2013, la "tasa de crecimiento de la criminalidad" (sic) es solo de 5%. Ya hay "luz al final del túnel", asegura.

Pese las declaraciones de ambos no hay riesgo que la soledad del ciudadano en este tema dure cien años; pero sí, por lo menos, los dos que le quedan a este gobierno.

Ir a portada