notitle
notitle

-No miente el magistrado supremo Javier Villa Stein cuando afirma que su colega César San Martín trabajó para el fujimorismo, pues, efectivamente, este colaboró con el entonces ministro de Justicia, Fernando Vega Santa Gadea. Y varios memoriosos me juran que San Martín no habría sido apartado –anteriormente a ese trabajo– por razones políticas del Poder Judicial, sino porque le habría dado libertad condicional a un cura europeo acusado de terrorista y que este fugó. San Martín regresa posteriormente al Poder Judicial tras la caída del fujimorismo a pesar de que sus evaluaciones fueron bajas (porque no es tampoco la lumbrera que algunos pregonan. Lo que sí reconozco es que era un profesor ameno, pues llevé un curso de Penal con él en la PUCP. Solía usar un curioso saco rojo, parecido a los que llevaba el equipo periodístico de Pocho Rospigliosi; una vez dijo, al final de la clase, si alguien tenía alguna pregunta y un gracioso le inquirió dónde había comprado ese saco, broma que tomó con correa ante las risas).

-Esta supuesta 'rebaja' del impuesto a la renta (IR) es una estafa del ministro Alonso Segura. No solo le ha clavado una criminal subida impositiva a la distribución de dividendos que anula la baja en el IR empresarial, sino que también hay trampa en el descenso del IR a personas naturales, pues antes se pagaba 30% a partir de las 61 UIT anuales y ahora han bajado la valla hasta las 52 UIT.

Como cada UIT son S/.3,800, hablamos de pasar de S/.231,800 a S/.197,600. Recortas unas y subes otras… ¡Eso no es una rebaja de impuestos, sino un chocolateo, un engañamuchachos que los congresistas no entienden y PPK y otros increíblemente aplauden! ¡Vaya estafa barata!